facebook

Valencia, una capital elegante y entretenida

Eduardo Monzón

La novia del sol que brilla en el centro de país, Valencia es el lugar donde se abren paso distintas opciones de entretenimiento, en una urbe que combina el ritmo veloz de una capital, con una placentera tranquilidad de días soleados, arte urbano y grandes samanes.

Una excelente forma de comenzar a conocer Valencia es por sus hermosas plazas, parques y áreas naturales, espacios llenos de verdor donde los valencianos despejan su mente. El Jardín Botánico de Naguanagua tiene un sendero de interpretación, con distintas especies de árboles y flores, donde las mariposas abundan. El gran protagonista es un imponente samán de 400 años que maravilla con su majestuosa presencia.

El parque Fernando Peñalver es una visita obligada, porque se trata del gran pulmón vegetal de Valencia y el tesoro de sus habitantes que lo disfrutan a diario, con sus amplias y cuidadas áreas verdes, largos senderos para correr o caminar, y gratos espacios para meditar y descansar.

La plaza Fabián de Jesús Díaz, en Prebo, es un pequeño edén en medio de la ciudad, por eso personas de todas las edades la visitan día a día.

Mientras transita por la capital de Carabobo, no deje de disfrutar de las grandes obras que adornan la ciudad, como las creaciones del maestro Carlos Cruz-Diez y Wladimir Zabaleta, en la redoma de Guaparo, el inmenso mural de la torre Stratos, también de Cruz-Diez, y la gran obra del artista colombiano Edgar Negret, en la avenida Andrés Eloy Blanco.

Si llega la hora de comer, vaya a Nautilus Jardín Gourmet, donde la gastronomía y el arte vibran en medio de espacios cálidos, rodeados de bellos jardines. Hay distintas opciones para comer, desde carnes hasta Sushi. No puede dejar de visitar Cacao Cultura, tienda de chocolates venezolanos y espacio cultural de la ciudad, donde permanentemente realizan actividades y exposiciones.

También puede pasar por La Viña y El Viñedo, de las zonas más populares de Valencia, para conocer lugares como La Cafeteca o Charlotte, buenas propuestas para disfrutar de un café y un rico postre en la tarde valenciana.

Si desea ejercitarse un poco, vaya a las famosas 4 Avenidas de Prebo, donde diariamente trotan un gran número de personas. Ahí se ubica la entrada de El Casupo, la montaña de los valencianos, para disfrutar de la vista panorámica de la ciudad.

No se marche de Valencia sin visitar el centro histórico, para conocer la Catedral Nuestra Señora del Socorro, el edificio más antiguo de la ciudad; la plaza Bolívar, distinta a la de las otras ciudades de Venezuela, por su alto monumento, y otros lugares de interés histórico como el Museo Casa Páez, el Teatro Municipal y la Casa de la Estrella. Pase por la Pastelería Carabobo, un emblema de Valencia, con los dulces más deliciosos y tradicionales.

Si usted es un amante del deporte, aproveche su estadía en Lidotel Valencia para conocer el Museo del Béisbol y el Salón de la Fama, ubicado en el Centro Sambil. Y si viaja con los más pequeños de la casa, debe llevarlos al divertido Parque Dunas.

Valencia le sorprenderá con todas las opciones que le hemos presentado, y con muchas más que encontrará a su paso por esta hermosa ciudad venezolana.